Atención al cliente Hilados Castilla

Tijeras - Hilados de Castilla

Mantenimiento y limpieza

Limpieza de alfombras y moquetas

El mantenimiento de una moqueta o alfombra es un proceso extremadamente sencillo, que requiere no obstante del hábito de aspirar con regularidad.

De manera más distanciada, es bueno cepillarlas, con un cepillo de púas no excesivamente duro, lo que favorecerá su durabilidad y el buen aspecto de la lana.

Las manchas no son en absoluto difíciles de eliminar, pero si exigen ser tratadas con prontitud, a excepción de los restos de barro que puede desprender el calzado, los cuales deben ser dejados secar, antes de eliminar frotando.

En el mercado existen múltiples productos especialmente desarrollados para la limpieza de alfombras y moquetas, no obstante, existen igualmente remedios caseros muy eficaces de cara, tanto a su limpieza cotidiana, como la combinación de 1 litro de agua y una cucharada de amoníaco, como a la eliminación de las denominadas manchas rebeldes.

Algunos ejemplos:

  • Mezcla alcohol 90º y vinagre a partes iguales: Útil para eliminar posibles manchas de café, té, huevo o leche.
  • Zumo de limón: Para eliminar manchas de tinta.

Igualmente fregar nuestras moquetas de manera muy esporádica con champús, preferiblemente neutros, si la limpieza rutinaria de las mismas ha sido muy descuidada.

El desgaste producido por las pisadas, es uno de los mayores temores asociados a este tipo de producto, sin embargo es importante señalar que en este punto, tanto la calidad de la lana como el espesor o densidad de la misma, es fundamental para el buen mantenimiento estético y durabilidad de toda moqueta.

Las características y calidad de nuestras moquetas, fabricadas con Pura Lana Virgen 100%, garantizan una elevadísima durabilidad de las mismas, manteniendo su estética, incluso sometidas a usos intensivos, como el caso de las destinadas a espacios de trabajo, zonas de frecuente paso, lugares de ocio, etc.

Garantía de calidad: Hilca Carpet S.L.

Conservación y limpieza de alfombras y moquetas

Es normal que una alfombra suelte pelusilla a los primeros días de uso. Elimínese a diario durante el primer mes, barriendo con escoba suave y en dirección al sentido del pelo.

Manchas (Normas Generales):

  • Evitar que se quede seca la mancha, si es sólida o está seca, raspar y cepillar.
  • Probar colorido en una esquina con productos de limpieza. Si el mismo es sólido, aplicar producto presionando con tela absorvente sin frotar.
  • Aplicar después agua tibia con esponja presionando sin frotar.
  • Importante secar a fondo.
  • Cepillar suavemente la zona que estuvo manchada.

Consejos para Limpieza de Alfombras de Lana

Manchas de:

  • Aceite, grasa, mantequilla, cera, crema, cosmética, betún, alquitrán, tinta de bolígrafo: Disolvente para limpieza en seco (alcohol, bencina, gasolina, percloroetileno, etc...).
  • Café, té, leche, cacao, chocolate, helado, huevo, sangre, salsas, vómitos: Agua con detergente y vinagre, disolvente para limpiezas en seco.
  • Dulces, frutas, zumas, refrescos, cerveza, vinos, licores: Agua con detergente y vinagre.
  • Chicle, rojo de labios, lápiz de color, pinturas, tinta lavable, orina, excrementos: Disolvente para limpieza en seco, agua con detergente y vinagre, disolvente otra vez.
  • Barniz de uñas: Acetona.
  • Barro, una vez seco y raspado: Agua con amoníaco.